Coordinación de Estudios de Pericia Caligráfica Judicial, Peritaje Grafopsicológico, Pericia Judicial en Propiedad Intelectual e Industrial, y, Criminalística
Escola de Postgrau - Universitat Autònoma de Barcelona

 

Masters y Diplomaturas de Postgrado, UAB

  Manuales de Texto

 

 

 

La Grafopsicología y los Tests Psicológicos

 

Mariluz Puente Balsells

Coord. Peritaje Grafopsicológico.

Escola de Prevenció i Seguretat Integral, Universitat Autònoma de Barcelona

 

Enlaces a información, trabajos y material de los profesores Mariluz Puente y Francisco Viñals

 

ENTRA AL FORO DE GRAFOLOGÍA !!!

 

 La Grafopsicología.-

La Grafopsicología consiste en el estudio y aplicación del conjunto de técnicas grafológicas avanzadas orientadas a una interpretación científica de la personalidad a través de la escritura manuscrita y de manera auxiliar por el garabato y el dibujo. Al igual que la Psiquiatría y las Psicologías dualistas atiende a la representación gráfico-motriz  (escritura) de la actividad mental como indicador de estados psicológicos, contrariamente a las Psicologías materialistas que rechazan la noción de mente.

 

 

La Grafopsicología y su vinculación a la Psiquiatría

 

Las difíciles relaciones existentes entre la Grafología y la actual corriente hegemónica en Psicología,  el conductismo  -en detrimento de las denominadas escuelas mentalistas como son el psicoanálisis, el cognitivismo, el introspeccionismo, etc…-, obedecen a planteamientos epistemológicos, metodológicos y técnicos contrapuestos.

 

La Grafología, al igual que la  Psiquiatría con la que siempre ha mantenido excelentes vínculos, enriqueciéndose con las importantes aportaciones de renombrados profesionales, mantiene una concepción mentalista, dualista (mente y cuerpo) en contra del materialismo propuesto por la Psicología conductista que niega la existencia de la mente, psique, de la conciencia, de la introspección como algo intangible, como no perteneciente a lo físico.

 

La Psicología conductista desestima la idea de vida mental como algo trascendente a lo puramente orgánico, y rechaza por ello la base misma en la que se asienta la Psiquiatría, a saber: el estudio de las enfermedades mentales; al igual que lamenta el lastre que supone la utilización de términos psiquiátricos, de origen médico, en su propia especialidad, e incluso en su propia denominación -Psicología clínica, psicoterapia-.  Considera que la taxonomía médica es ineficaz,  puesto que infiere juicios de valor, exponiendo como ejemplo, los vocablos: imbecilidad, idiotez, histérico, anoréxico…que posteriormente son vulgarizados y utilizados en el lenguaje coloquial como insultos; y que además resultan completamente inadecuados, desde la perspectiva conductista,  ya que son descriptivos y no funcionales (Delprato y Midgley, )

 

La Psicología conductista, cercana a la biología, se define como la ciencia del comportamiento, entendiendo éste,  en sentido amplio y abstracto. Es decir, incluyendo lo no observable: reflexión, introspección (lo que nosotros llamamos el mundo mental y ellos que desechan la existencia de éste: <<comportamientos encubiertos>>), y lo estático (no identifican comportamiento con acción, con movimiento corporal). (Skinner,)

 

Ni siquiera es posible establecer cierta coincidencia de objetivos entre la Grafología y esta psicología conductista, en una expresión conductual observable a partir de la cual se deduce información real y tangible del sujeto, como es la acción escritural.  En contraposición a la denominada <<escuela metodológica conductista>>, la escritura no  resulta de ningún interés para los seguidores del pensamiento de  Skinner, pues no define la conducta en sí misma.

 

La identificación de rasgos gráficos  -consecuencia del gesto- con sus contenidos psicológicos, en base al correlato neuromuscular gráfico y/o su transposición simbólica: espacial, zonal, formal, etc...,  no explica para los conductistas la conducta en sí misma, porque ésta sólo puede ser explicable desde sí, y no en relación a otras variables ajenas a ella, como  elucubraciones simbólicas, etc.

 

 

Ámbito clínico de aplicación.-

 

La Grafopsicología, empleada a modo de técnica expresivo-proyectiva,  se inserta en el marco de actuación general de la Psiquiatría con objeto de establecer un diagnóstico sobre el estado mental de los pacientes. Se considera un instrumento más de valoración de la personalidad incluida dentro de un protocolo científico que los psiquiatras siguen escrupulosamente al pie de la letra, paso a paso,  denominado la  Exploración de los Síntomas Psicológicos o Psicopatológicos

 

 (sobre las técnicas clínicas y el desarrollo del examen de los síntomas psicopatológicos puede consultarse el Capítulo 4 de: Análisis de escritos y documentos en los servicios secretos, Ed. Herder, Barcelona, 2003)

 

 

Además de la mencionada exploración, se utilizan otros estudios para la validación psiquiátrica:

 

.- Examen físico

 

- Entrevistas: Con objeto de obtener la máxima información fiable es necesario realizar varias entrevistas, puesto que la realidad psíquica es cambiante, y puede verse modificada ante la presencia de conocidos o extraños y también por el contexto:

a.- Entrevistas al paciente,  familiares, amigos y compañeros

b.- Entrevistas <<diagnósticas>>

 

- Tests  Psicológicos: Se utilizan para averiguar si el paciente padece un síndrome neuropsiquiátrico, también permiten obtener la capacidad intelectual, y detectar  la simulación. Se establece la siguiente clasificación:

 

- Tests Neuropsiquiátricos (Bender-Gestalt: manifiesta problemas en la coordinación perceptivo-motora (copiar figuras geométricas simples;  Batería de Halstead-Reitan (HRB): lesiones cerebrales; Batería neuropsicológica de Lúria-Nebraska: identifica alteraciones cerebrales como la dislexia y permite descubrir la dominancia cerebral)

 (Fadem y Simring,  1998)

 

- Tests de Inteligencia (Wechsler Adult Intelligence Scale Revised (Wais-R): valora el CI y el rendimiento verbal y motor del paciente) (1998) 

 

- Tests de Personalidad, revelan las características de personalidad y evalúan las alteraciones psicopatológicas: (1998) (Ortega-Monasterio, 1991)

 

- Técnicas Objetivas, basadas en registros psicofisiológicos

                                        

- Técnicas Semi-objetivas, Cuestionarios o Inventarios (Minnesota Multiphasic Personality Inventory (MMPI-2) (FIG. 6);  Inventario de hostilidad de Buss-Durkee (BDHI); Escala  Clark de personalidad y adaptación a la red social;  Escala de depresión de Zung; Inventario de depresión de Beck; Cuestionario de 16 factores de personalidad de Cattell; Inventario de preferencia personal de Edwards...)

 

- Técnicas Proyectivas  (Sentence Completion Test (SCT); Técnica de Rorschach; Técnica de manchas de tinta de Holtzman; Técnica de manchas de tinta de Harrower; Thematic Apperception Test  (TAT); Test de realización de una historia gráfica de Shneidman (MAPS); Test de historia gráfica de Symonds; Test de Kahn de disposición simbólica;  Test de Rosenzweig de imágenes frustrantes;  HTP (casa, árbol y persona); Test de la Familia; Test de la Figura Humana; Test del Horizonte del Mar del Prof. Ricardo Carreras;  Grafopsicología y tests grafológicos: Test del Graphe ; Test de Grafología y Psicodrama de Dolores Mora;   Test miokinético de Emilio Mira y López (PMK) ...)                               

 

- Pruebas especiales:

              - Electroencefalograma,

              - Resonancia magnética (RM), descubren anormalidades cerebrales (atrofia en Alzheimer)

              - Tomografía computorizada (TC)   ""               ""                 ""

 - Tomografía por emisión de positrones (TEP) mide la actividad fisiológica cerebral e identifica áreas cerebrales según actividades específicas.

             -  RM funcional,     ""                          ""

 

 

La Grafopsicología y los Tests Psicológicos.-

 

Los profesionales clínicos seleccionan las pruebas más indicadas para cada caso específico con objeto de analizar las diferentes áreas y niveles de funcionamiento mental del paciente (Kaplan y Sadock, 1989). Normalmente las baterías de tests se componen de:

 

- Tests de inteligencia: aptitudes mentales.

- Tests visual-motor (Grafomotor): coordinación muscular-motora (Test Gestáltico visual  motor de Bender, test de dibujo de la figura humana -técnica grafomotora y proyectiva-);

- Tests de personalidad: aspectos no cognoscitivos de la conducta. Destacando las técnicas proyectivas: un test de asociación (Rorschach), un test de narración (TAT), un método de completamiento de frases (SCT).

 

La definición dada por Peña Baztan sobre los Tests, “instrumentos cuyo idéntico contenido, aplicado mediante un sistema normalizado, permite apreciar las diferencias que en su resolución producen cuantitativa y cualitativamente, los diversos sujetos a los que se aplica, resultados que permiten la comparación entre sí, mediante la aplicación de la estadística matemática”,  engloba los diversos constructos existentes, por un lado los tests psicométricos / psicotécnicos, también denominados analíticos (Barea y Villegas, 2002) restringidos a la medición (cuantitativos)  de unas determinadas aptitudes psicológicas (valoración sectorial); y por otra parte los tests proyectivos o sincréticos (2002) que atienden (cualitativos) al conjunto de la personalidad (valoración global).

 

Existen igualmente otros métodos de obtención de conocimiento sobre la existencia y naturaleza de cualidades psicológicas que no se atienen a la definición estricta de test y no deben confundirse como tales, por ejemplo la comunicación no verbal (lenguaje gestual)  o la Grafopsicología (especialidad de la ciencia grafológica). La escritura fue ideada por la humanidad para fijar todo cuanto fuera expresable –hechos, ideas o sentimientos...-, no con un propósito de exploración psicomotora (grafofisiología, grafología medica...), mental (grafopatología, grafopsicología...) o con carácter identificativo (pericia caligráfica) sobre el escribiente, sino que ello se desprendió a posteriori a través de la observación,  experimentación y correlación;  convirtiéndose  la Grafología en un corpus de conocimientos sistematizados obtenidos a partir de una metodología rigurosa, científica (Alegret, 1986). Si bien, la Grafología no es un test, sino una ciencia conformada por diversas especialidades, ello no implica que expertos de reconocido prestigio hayan elaborado tests (“instrumentos larga, profunda y científicamente elaborados para medir algunos aspectos psicológicos de la complicada personalidad humana con una certeza estadística” J. Paricio)  basados en premisas grafológicas, es decir, en aspectos y subaspectos de la metodología grafológica. Ejemplos destacados son  la prueba del Graphe del Dr. Malespine, el  test Palográfico de Salvador Escala, el test Miokinético (PMK) de Emilio Mira y López,   o el test Grafología y Psicodrama de MªDolores Mora Domingo.

 

El <<cientifismo>> de los tests se determina por los principios de validez y fiabilidad de R. A. Fischer: 

 

1.- Validez o constatación:

 

a)       del modelo teórico (validez de constructo), p.e: el Roscharch se fundamenta en “el diagnóstico por la percepción, pues podemos efectivamente, deducir de la elección y del modo de elaboración de las impresiones (en la percepción existe ya un muy complicado proceso de elaboración) el estado correspondiente de la instancia central y también de la personalidad” (Bohm, 1984); y los tests gráficos (HTP, la figura humana) y algunos grafológicos (la prueba del Graphe del Dr. Malespine,  test Palográfico de Salvador Escala, test miokinético (PMK) de Emilio Mira y López, etc...,  se basan en los impulsos que tienden a la acción, concretándose estos movimientos expresivos en creaciones gráficas de los que se infiere la personalidad.

 

b)       del concepto que se desea medir (validez de contenido), p.e. la escala métrica de inteligencia elaborada por Alfred Binet en 1905 se basaba en un modelo de inteligencia determinado. Sobre la naturaleza de la inteligencia, destacan las investigaciones de Charles L. Spearman  (teoría bifactorial) que distinguió un factor general de inteligencia (G) y  factores específicos relativos a particularidades de la inteligencia (S),  Thurstone (teoría multifactorial) quien  diferenció éstos (S), clasificándolos en: verbales, numérico, espacial, razonamiento y memoria,  o Wechsler que suma un segundo tipo de inteligencia: de “acción o perfomance” (Peña Baztan, 1977). Por tanto, no basta con decir como Binet: “la inteligencia es lo que mide mi test”, si se desconoce lo que se debe medir. Por otra parte, con frecuencia los psicotécnicos plantean graves deficiencias en este apartado, pues pese a su pretendida objetividad, las pruebas no son neutras sino que arrastran una carga ideológica socio-cultural, tanto en el contenido como en la expresión de los enunciados, que invalida la universalidad de los resultados.(Véase Capítulo 7: “Lingüística Forense”)

 

 

c)        de los resultados obtenidos mediante la correlación con un criterio externo -otras pruebas o tests ya validados- (validez criterial: concurrente / predictiva) comparativamente homogéneo, puesto como bien sostiene Bleuler, y aplicable a todas las esferas de lo humano: “La verdadera exactitud de la especulación y de los resultados obtenidos proviene no tanto de la aplicación de las matemáticas, sino de su justa aplicación, es decir, el peso principal recae en la precisión del pensamiento”(1984). Si bien, como anteriormente se ha comentado, la Grafología y sus especialidades no se insertan en la categoría  restrictiva de test, se han realizado innumerables trabajos de validación sobre sus resultados que han sido recopilados por Michael Degraves en su obra:

 

 

2.-  Fiabilidad o constancia de los resultados, ésta se verifica mediante varios sistemas (de la partición (Split-test-method),  de la repetición (test-re-test),  de las formas paralelas...) más aptos para los  psicotécnicos que para las técnicas proyectivas, puesto que el material de estas últimas, al no ser un cuestionario de preguntas, difícilmente puede dividirse a la mitad (Split-test-method) de manera homogénea “ el total es mayor que la suma de sus partes” o el estímulo visual o creativo en su repetición (test-re-test) pierde la fuerza y espontaneidad primera, siendo sustituida por la “memoria y el deseo de variación”.

(Bohm, 1984)

 

3.-  Tipificación o estandarización de la  mecánica, condiciones de aplicación y obtención del protocolo de la prueba (individual/grupal, tiempo, orden de contenidos, papel del examinador...) que evite las posibles alteraciones de los resultados producto de la práctica inadecuada y/o de la situación experimental   o personal.

 

Antecedentes históricos  de los Tests.-

Si bien a Francis Galton se le reconoce como precursor del empleo de tests para la evaluación psicológica (1883), James Mckeen Cattell, fue el primero que los aplicó para medir la inteligencia (1890), y Münsterberg  inició los tests de aptitud profesional, no es menos cierto que ya en 1575 el pregrafólogo español Juan Huarte de San Juan reclamaba la necesidad de pruebas específicas (psicotécnicos) para los funcionarios de la administración pública como un medio para conocer las aptitudes psicológicas individuales y su correcta adecuación  profesional. 

 

El propio Alfred Binet junto a Víctor Henri (1895) recurrió el estímulo perceptivo de las manchas en lo que sería un antecedente de técnica proyectiva formulado más tarde por H. Rorschach. Será en 1904,  cuando Jung elabore la primera prueba proyectiva: el test de asociación de palabras. Éste se utilizó en criminología, intercalando vocablos vinculados a los hechos inculpatorios, para estudiar la reacción del sujeto ante esas palabras con  fuerte carga emocional, y sus variaciones fisiológicas en las respuestas verbales; Jung le llamaba "indicios de complejo". En contraposición Freud no consideraba válida la práctica de la asociación libre para detectar a sujetos que han cometido un delito,  puesto que él que ha cometido realmente la acción fraudulenta, en la asociación libre, no deja plenamente libertad, hace esfuerzos por controlar la situación; mientras que por el contrario el neurótico, por sentimientos de culpa, va a delatarse, por el miedo a que se den cuenta, precisamente de su miedo a que le crean culpable, es el llamado delincuente por sentimiento de culpa. (Dr. Jorge Ulnik. Psiquiatra Psicoanalista de la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires).

 

 En 1920, M. Klein, las emplea en el psicoanálisis de los niños, obteniendo excelentes resultados, pues éstos se expresaban mejor ante el juego y el dibujo, y en 1920, aparece la técnica del Rorschah,  donde la personalidad de cada uno determina la percepción de las manchas.

 

 

Técnicas proyectivas.-

 

Son utilizadas frecuentemente por los profesionales en los peritajes médico-psiquiátricos y psicológicos porque aportan un profundo conocimiento de la personalidad  global del sujeto,  que ante elementos presumiblemente inocuos (imágenes,  manchas, dibujos, grafismo) se relaja obviando las censuras previas. El planteamiento de las pruebas proyectivas: material poco organizado y estructurado,  la libertad completa del sujeto para llevar a cabo la tarea, sin marcajes de tiempo, ni de corrección  en las respuestas, aplicación individualizada, etc...,   es uno de los mayores atractivos de estas técnicas que sin lugar a dudas contribuye a sus excelentes resultados, pese a las críticas recibidas sobre  la subjetivad inherente a las mismas, así como las dificultades de verificación (validez criterial y fiabilidad).

 

Clasificación.-

Sobre esta cuestión no existe un consenso entre los especialistas, p.e. Bohm clasifica las diferentes pruebas proyectivas a partir del mecanismo reactivo: a) estímulo visual-vía perceptiva (proyectivos): Test de Rorschach, b) estímulo expresivo- vía de acción  (expresivos): escritura.  Asimismo, Emilio Mira y López coincidiendo con esta posición define a su Test Miokinético (PMK) como expresivo, al igual que la Grafología; Vallejo Ruicoba, lo hace  en función del material empleado, distingue entre Tests temáticos o estructurados (Test de  Rorscharch, T.A.T, Test  Pata Negra...), y Tests gráficos (HTP, Test de la Familia...).

 

(para profundizar en los criterios taxonómicos de las pruebas proyectivas, su clasificación actual y el desarrollo de los principios de percepción y proyección afectiva y estructural puede consultarse: Análisis de escritos y documentos en los servicios secretos, Ed. Herder, Barcelona, 2003)

 

La técnica del Rorschach y la Grafopsicología.-

 

Ewald Bohm, uno de los especialistas más eminentes en Rorschach y gran conocedor de la obra de Klages y Muller-Enskant,  establece paralelismos continuos entre esta técnica y la Grafología en su Manual del Psicodiagnóstico de Rorschach (1984). Un  texto completo y riguroso, integrador de las diversas escuelas existentes (americana y europea) que ofrece además una exhaustiva información sobre trastornos mentales, e ilustrado con numerosos casos prácticos.

 

Las  múltiples convergencias  entre el Rorschach y la Grafología (leyes de interpretación: simbolismo espacial, zonal, formal...) son consecuencia de su común enfoque proyectivo,  si bien como apunta Bohm, ambas difieren en cuanto al mecanismo reactivo: <<impresión>> versus <<expresión>>. Es decir,  en el Rorschach se vehicula a través de las vías perceptivas (estímulos visuales) frente a las vías de acción (movimientos expresivos) en la Grafología, o las vías instintivas (representación de los deseos) en el test de Szondi. Razón por la cual para E. Bohm,  la técnica de Rorschah “se completa magníficamente con el test de Szondi (combinación usada también en la Menniger-Clinic) o con la Grafología”.

 

El mismo autor insiste en que la aplicación -exclusiva o conjunta- de estas pruebas requiere de una propedéutica en  Psicología que permita realizar una valoración adecuada: “Con la Grafología y con el test de Szondi comparte el test de Rorschach la particularidad de ser sólo un instrumento en el que el exclusivo dominio de la técnica no garantiza los resultados, pues lo más importante son los conocimientos psicológicos”.

 

Y es que estas pruebas siguen en líneas generales, las mismas pautas de interpretación: 1ª) visión de conjunto; 2º) estudio científico de sus componentes (estadístico); 3º) síntesis crítica del total (diagnóstico):

 

“Con la Grafología, más vieja, y el Test de Szondi, más joven, la prueba de Rorschach tiene de común la regla fundamental de su método de interpretación. Dice así: percepción intuitiva del total con control científico de los componentes o, como Ludwig Klages ha expresado (en Fundamentos de la Caracterología, pág 11), “debe conocerse el total antes de emprender con éxito el examen de las partes”; lo cual no es de ningún modo poco científico y presenta las mismas características  que, por ejemplo, la filosofía oriental. Para poder leer y comprender una frase japonesa, debemos conocer los signos aislados de la escritura ideogramatical, de los que, casi todos, tienen varios significados, por lo que para leerlos y comprenderlos han de ser determinadas previamente sus relaciones; primero ha de considerarse la frase entera  para poder leer; después los signos aislados.

Así ocurre también en la interpretación de un protocolo de Rorschach. Aunque a veces algunos factores aislados pueden, por su poca frecuencia, dar indicios diagnósticos muy importantes, lo único decisivo es el cuadro total, y por él son comprendidos los datos (casi siempre ambiguos) en su valor sintomático. Esto requiere un pensamiento complejo y formal que es lo que hace tan difícil la prueba. Pero en esto reside también su superioridad frente a otros muchos medios auxiliares de diagnóstico de aplicación más mecánica: cada factor controla los restantes y no raramente se pueden llegar a los mismos resultados por dos, tres, o más caminos distintos. Sólo cuando todos los caminos llevan  a la misma solución podemos sentirnos, hasta cierto punto, seguros” (1984)

 

En el caso específico de la Grafología, si bien no existe un criterio único, se pueden sintetizar las siguientes fases necesarias en la elaboración de un grafodiagnóstico:

(Véase la obra de Augusto Vels: Escritura y Personalidad, Barcelona, Ed. Herder, 1991)

 

1º) Reconocimiento general de los aspectos y subaspectos gráficos.
2ª) Distinguir e interpretar los signos gráficos fundamentales (más sobresalientes, de mayor fuerza).

3º) Distinguir e interpretar los signos gráficos secundarios.
4º) Distinguir e interpretar los Gestos- tipo.
5ª) Interrelación de las diversas interpretaciones de los signos gráficos (fundamentales, secundarios y gestos-tipo): Es la etapa más compleja puesto que la dificultad radica no tanto en la  distinción de los componentes gráficos (técnica/ciencia),  sino en interpretar y valorar correctamente su articulación y posibles combinaciones.

 

Para ello se deben atender  las siguientes reglas:

 a).- Interpretación del conjunto escritural: éste se interpreta  a partir del estudio y comprensión de sus partes. 

b).- No existen valores absolutos: los signos en sí son ambiguos carentes de significado por separado (el grafólogo no analiza una letra, ni hay letras que tengan significado por si, analiza el trazado y su forma de moverse en el espacio)

c).- El significado de un signo puede modificarse en función del significado de los otros:  ”de igual manera que la mezcla de dos colores da un tercero (como el amarillo con el azul da el verde; el encarnado con el azul el morado, el blanco con el encarnado el rosa, etc..), así la mezcla de dos cualidades puede dar una cualidad tercera, o ambas pueden fortalecerse o debilitarse”(Pelaez, 1959).

 

 

El ámbito de los recursos humanos.-

 

Las empresas de Selección de Personal españolas además de utilizar cada vez más las técnicas grafoanalíticas, emplean habitualmente los siguientes tests:

 

A)      Test de inteligencia: Escala de Alexander, inteligencia práctica; BADIG (Yuste, Martínez, Galvez); Test no verbal de inteligencia, capacidad para resolver problemas (Brown, Sherbenou y Johnsen);  Test beta revisado, inteligencia general en adultos con escaso nivel cultural (Kellog y Morton); Test de fiabilidad cognitiva a partir de los cambios en una tarea gráfica compleja (Seisdedos); D-48 de inteligencia general, factor G (Anstey); D-70 de inteligencia general, factor g  (Kowrousky y Rennes); Factor G. Escalas 1,2,3, inteligencia fluida (R.B.Cattell y A.K.S. Cattell); IGF, inteligencia general y factorial (Herranz); Raven matrices progresivas, factor g (Raven); Inteligencia General, nivel 2, prueba tipo ómnibus (TEA); Naipes, factor g (García Nieto y Yuste Herranz); Test de inteligencia general, serie dominós (TEA); Test de interpretación selectiva de datos, inteligencia cristalizada (Seisdedos).

 

B)      Test de aptitudes: Caras, percepción de diferencias, percepción y atención (Thurstone y Yela); Cuadrado de letras, percepción y atención (Thurstone); Formas idénticas, percepción y atención (Thurstone); Test espacio perceptivo (Seisdedos); Test de observación de palabras en tareas rutinarias (Rosel Lana); Atención y concentración (Toulouse y Piéron); Test de destreza en el manejo de herramientas (Bennett); Test de coordinación visuomotora (Yela); Test de destreza con pequeños objetos (J.E. Crawford y D.M. Crawford); Test de destreza, rapidez y precisión (Stromberg); Test de rapidez motora  (Yela); Batería de tareas administrativas (TEA); Test de aptitudes administrativas (Psychological Corporation); Instrucciones complejas (Yela); Método y orden (Seisdedos); Test de aptitudes administrativas (Bennett y Gelink); Aptitudes básicas generales, nivel cultural bajo y medio (TEA); Aptitudes básicas para la informática (de la Cruz); Batería para la actividad comercial (Seisdedos); Batería para conductores (Fernández Seara y TEA); Batería de operarios (TEA); Batería de pruebas de admisión (Seisdedos); Batería de subalternos (TEA); Test de aptitudes diferenciales (Bennett, Seashore y Wesman); Batería de test de oficios (Secadas); Aptitudes mentales primarias (L.L.Thurstone y Th.G. Thurstone); Comprensión de órdenes escritas (TEA); Test semántico de aptitud verbal (Pereña); Test de aptitudes mecánicas  (MacQuarrie); Rompecabezas impresos (Yela y L. Thurstone)

 

C)      Test de personalidad: Cuestionario de análisis clínico (Krug); Cuestionario de ansiedad rasgos y estado (Spielberger); Cuestionario Big Five (Caprara, Barbaranelli y Borgogni); Cuestionario de personalidad (Pinillos); cuestionarios de Personalidad EPI y EPQ (H.J.Eysenck y S.B.G. Eysenck); Escala de apreciación de estrés (Fernández Seara y Mielgo); Inventario diferencial de adjetivos para la evaluación del estado de ánimo (José Mª Tous -Profesor de los Estudios de Peritaje Grafopsicológico y Pericia Caligráfica Judicial  de la UAB- y Pueyo); Inventario de actividad (Jenkins, Zyzansky y Rosemnman); Inventario de desgaste emocional (Maslach y Jackson); Inventario de personalidad de los vendedores (Centre de Psychologie Appliquée); Inventario de situaciones y respuestas de ansiedad (Miguel Tobal y Cano); Inventario Psicológico de California (Gough); Inventario tipológico (K.C.Briggs, I. Briggs y Myers); NEO PI-R (costa y McCrae); 16 PF y 16 PF-5 (R.B. Cattell, A.K.S. Cattell; H.E.P. Cattell); Perfil e inventario de personalidad (Gordon). Perfil de Personalidad P.A.P.I. (Kostick)

 

        (véanse las muestras gráficas en: Análisis de escritos y documentos en los servicios secretos, Ed. Herder, Barcelona 2003).

 

D)      Pruebas proyectivas: la técnica de  Rorschah, el TAT, test de habilidades para la negociación (Poujard y Galier) y el Z test (Zulliger)

 

 

La técnica de Rorschach en Recursos Humanos

 

Es una prueba vital para detectar la inestabilidad laboral y la tendencia a la accidentalidad (“provocador de accidentes”) en su vertiente activa (imprudencia, osadía) y, especialmente en la pasiva (castigo neurótico). Cuestión fundamental para puestos de máxima responsabilidad piloto de aviación, conductor de trenes, de vehículos pesados o sustancias peligrosas... (Bohm, 1984) (Prieto, 2000). Sin embargo, el punto más crítico es según Prieto (2000) su incapacidad para precisar entre “familias ocupacionales” de un mismo sector industrial o empresarial, y su nula predictividad sobre éxito ni productividad en el trabajo.

 

(Para más información sobre la técnica de Rorschach y el cuadro de síntesis de respuestas e interpretaciones véase Análisis de escritos y documentos en los servicios secretos, Ed. Herder, 2003 cap. 3: Bases prácticas del Grafoanalista)

 

 

EL T.A.T. en Recursos Humanos

 

El TAT infiere aspectos motivacionales de la conducta, cuya expresión está influida por factores ambientales, no relacionados con la fuerza de los impulsos. Se emplea en Selección de Personal para identificar la motivación de logro, probabilidad de éxito o fracaso, percepción personal sobre la dificultad de las tareas encomendadas y las situaciones de éxito y fracaso. Se elaboró una versión para seleccionar personal de inteligencia y contrainteligencia norteamericana, en la que primero debían narrar una historia creíble con personajes reales, y posteriormente recrear una segunda historia imaginativa.

 

(para la adaptación y mecánica actual del test, véase Análisis de escritos y documentos en los servicios secretos, Ed. Herder, 2003 cap. 3: Bases prácticas del Grafoanalista)

 

 

El Grafoanálisis en Recursos Humanos.-

 

Las técnicas grafoanalíticas o grafopsicológicas como  instrumento de evaluación se emplean habitualmente en las empresas especializadas en Selección de Personal, por ejemplo en Francia en un abrumador 98%  de consultoras (Bruchon-Scheweitzer y Ferrieux), estando presente igualmente en el  Departamento de Recursos Humanos de un gran número de organismos oficiales, instituciones privadas, multinacionales y empresas destacadas, especialmente en Israel, Bélgica, Italia y España

(S. Lowe, A.Ch.de Richoufftz, Deumier, Viñals-Puente) entre ellas podemos citar p.e:

 

- Organismos Oficiales:

 FBI - CIA - Department of Defense - St. Louis Police - San Jose Police Department - NJ State Police -  Federal Express -  Kansas State Prison - American Standards Testing Bureau -  Bank of America –  United States Court Systems-  Mossad -  Estado Mayor  de la Defensa (España)

 

- Instituciones Bancarias:

Crédit Lyonnais,  Citibank -  Coldwell Banker - Wells Fargo Bank-

 

- Instituciones Docentes:

 Arizona State University - Harvard Univ.(Leadership Sem.) -  Ministerio de Educación Nacional Francés (reclutamiento de Directores escolares), Escuela de Doctorado de la UAB.

 

- Instituciones Médicas:

Centro de Oftalmología Barraquer – Instituto Dexeus – Fundación sanitaria de Igualada - Consorcio Sanitario de Mataro –

Hospital Clínico provincial de Barcelona – Hospital de San Juan de Dios – Centro Médico Teknon

 

- Multinacionales y Empresas destacadas:

Sony – Danone - Coca Cola - Burger King – S. A. Chupa-Chups – Nestle – Bimbo - H.J. Heinz - Xerox (LA computer Division) –  Kodak - IBM- IRS - Alphagraphics – S.N.C.F. - Printshops Of The Future -  United Technologies –  Westinghouse - Ford Motor Company – Toyota Firestone - Peugot Motors – Renault - Attorney F. Lee Bailey - Attorney Melvyn Belli -  Banker's Life  - Boeing Co.- Pan Am- Bristol Myers - Chevron - BellAtlantic (Self-Improvement Seminars Only) -  City Of Los Angeles  - Conn. Mutual Life - Dallas Morning News  - Foley's- Dun & Bradstreet  - Emhart Corporation  - Equitable of Ohio  - Dow Chemical – Laboratorio Prodes-Farma – Laboratorio Almirall -  General Battery- General Electric - H&R Block - -  Highway Patrol- Honeywell - Humana Care Plus- I. Magnin-  - J.C. Penney, Co.-  Land O'Frost - Lloyds Of London- Macy's- Merrill Lynch - Montgomery Ward- Mutual of Omaha-  - Pacific Bell - New York Life Insurance-  - NW Mutual Life - Occidental Life Insurance - Olympus Camera – Paine, Weber, Jackson & Curtis -   - Principal Financial Group – - Olsten Employment Services- Prudential Insurance –  Resorts International - Standard of Ohio - State Bar of Texas - The Aetna Life Insurance & Annuity Co. Thrifty Pay Less - Thrifty Rent-A-Car – Time –  - UPS - USX(US Steel)   – Loewe Hnos  – Sociedad Española de Carburos Metálicos  - Winterthur.

 

 

BIBLIOGRAFIA BÁSICA:

 

VIÑALS, FRANCISCO, PUENTE, Mª LUZ (2004): Psicodiagnóstico por meio da escrita. Grafoanálisis Transaccional, Sao Paulo, Vetor Editora, 2004

VIÑALS, FRANCISCO, PUENTE, Mª LUZ (2003): Análisis de Escritos y Documentos en los Servicios Secretos, Barcelona, Editorial Herder

VIÑALS, FRANCISCO, PUENTE, Mª LUZ (2001): Pericia Caligráfica Judicial. Práctica, casos y modelos, Barcelona,  Editorial Herder 2001

VIÑALS, FRANCISCO, PUENTE, Mª LUZ (1999): Psicodiagnóstico por la Escritura. Grafoanálisis Transaccional, Barcelona,  Editorial Herder, 1999    

 

 

Coordinació d' Estudis: Perícia Cal.ligràfica Judicial, Peritatge Grafopsicològic, Propietat Intel.lectual i Industrial, Criminalista.-

E. Postgrau, Universitat Autònoma de Barcelona .-Telf: 93.321.57.48   -  http://www.grafologiauniversitaria.com   -  info@grafologiauniversitaria.com

VOLVER AL INICIO