www.grafologiauniversitaria.com      www.grafoanalisis.com     marfrains@hotmail.com 

 

La neurosis obsesiva en el PMK y el Grafoanálisis
 
 
Antonio Ruiz de Azúa Mercadal
Médico – Grafoanalista,(año 2004)
 
 
Entre los tests expresivos que interesan a los grafoanalistas destaca el PMK de Mira y López. El PMK y el grafoanálisis tienen en común el estudio de la personalidad través del trazo (1)(2).
 
En el PMK se estudian los trazos realizados con la mano izquierda y con la mano derecha sin el control de la visión. Estos trazos son líneas, círculos, escaleras, etc a los que no se les asocia un significado simbólico. Por el contrario, la escritura se ejecuta con la mano derecha (en los diestros) y con el control de la visión, y las letras poseen un contenido simbólico.
 
Algunas de las vías neurofisiológicas utilizadas en la escritura y en la realización de los trazos del PMK son comunes a los dos, aunque utilizadas con distinta intensidad. Otras vías son propias de la escritura: con el reconocimiento de las letras se activan áreas del córtex cerebral relacionadas con la visión, con la representación iconográfica de las letras y con la asociación de significados.
 
“Escribimos lo que oímos, vemos, sentimos, recordamos, pensamos o imaginamos, es decir, informaciones, mensajes, sensaciones o impresiones que transcribimos en un papel” (2)
 
El grafoanálisis estudia el trazo obtenido de forma espontánea, en el ambiente en el que se desenvuelve el individuo, sin ser observado por un especialista y sin tener en cuenta que puede ser la base para un estudio de personalidad. El PMK se realiza en el ambiente artificioso de un laboratorio psicotécnico, en condiciones estandar, delante de un instructor, sabiendo el provando que lo realizado será posteriormente analizado. Todos hemos modificado nuestra forma de escribir cuando sabemos que nuestra escritura puede llegar a las manos de un grafoanalista. La escritura espontánea es la que tiene más valor en el estudio grafoanalítico ya que descubrimos al individuo con su carga genética, su educación, su ambiente, en el “aquí y ahora”. El grafoanálisis nos recuerda el trabajo de campo que realizan los biólogos cuando estudian los seres vivos en su entorno. El grafoanálisis nos permite ver al individuo cómo se adapta a la sociedad, cómo compensa sus rasgos negativos y en resumen, cómo “navega por la vida”.
 
Con el PMK y el grafoanális obtenemos dos puntos de vista diferentes que se complementan. Tanto el grafoanálisis como el PMK son indicadores gráficos de la desviación de la actividad motora propioceptiva (4).
 
Para el estudio comparado del PMK y el grafoanálisis hemos escogido la personalidad obsesiva. Una de las ventajas de estudiar este tipo de pacientes es que en los trazos del PMK realizados con la mano derecha son más evidentes los rasgos obsesivos que en los trazos realizados con la mano izquierda. Esto nos permite compararlo con la escritura de la mano derecha (diestros) en pacientes obsesivos. La actividad de la mano derecha está regulada por el hemisferio izquierdo, en donde predominan los procesos racionales. Tomaremos los ejemplos de los estudios que se exponen en el libro de Alice Galland de Mira (5) sobre el PMK de los obsesivos y los compararemos con dos escritos de pacientes con personalidad obsesiva.
 
LA NEUROSIS OBSESIVA
No es el propósito de este artículo describir la neurosis obsesiva. Remitimos al lector interesado a los numerosos tratados de psicología y psiquiatría que escriben al respecto. Daremos unas breves notas para centrarnos en dicho tema.
 
 
Todas las clasificaciones en biología y en medicina son parciales, e influidas por las teorías predominantes en la época en que se propusieron. La psicología y la psiquiatría no podían ser una excepción a dicha norma. Encontramos numerosas clasificaciones de las neurosis obsesivas, todas ellas influidas por la escuela psicológica a la que pertenecía su autor. Históricamente incluso se ha llegado a incluir a los obsesivos entre los psicóticos. Nosotros utilizaremos la clasificación de Costa (6) que desarrolla J. Vallejo (7) ya que, aunque posteriormente han salido otras clasificaciones más modernas, por su simplicidad es muy didáctica para las personas no versadas en psicología:
 
a)        Fenómenos obsesivoides en la normalidad.
b)        Personalidad obsesiva.
c)        Neurosis obsesiva y enfermedad obsesiva.
d)        Síntomas obsesivoides.
 
Parece claro que los límites entre los diferentes términos empleados en la psicología son muy sutiles, existiendo en la realidad un “continuum” entre las diferentes situaciones en las que se puede encontrar un individuo.
PERSONALIDAD OBSESIVA
 
Los pacientes con personalidad obsesiva tienen algunas o todas de las siguientes características:
 
-          Escrupulosos. Tendencia al orden y meticulosidad. Todo tiene que estar planificado. Falta de espontaneidad.
 
-          Perfeccionistas. Suelen ser perseverantes y preocupados por el rendimiento.
 
-          Inflexibles. Son rígidos y tensos. Mantienen  una actitud convencional formal.
 
-          Indecisos, con necesidad de controlarlo todo.
 
-          Sensibles a las críticas sociales.
 
-          Frecuentemente tienen conciencia de su situación crítica y enfermiza, pero presentan dificultades para luchar contra ellas.
 
“La rigidez de la gente se genera en las debilidades y el miedo; el miedo los pone rígidos y los hace cerrarse” (8)
 
Características de los obsesivos en el PMK
 
Mira y López, en su primera presentación del PMK en Londres, citó las características que se encuentran en el PMK de los obsesivos (9). En ellos pudo observar el gran dominio de la mano dominante (generalmente la derecha) para la realización de motivos geométricos. Alice Galland también encuentra, aunque atenuadas, estas características de los obsesivos en la mano no dominante o endógena.
 
Como recordaremos, en el PMK se obtienen diferentes trazos con las dos manos y sin el control de la visión. Con ellos se consigue un  registro gráfico de las desviaciones en el espacio de nuestro sistema propioceptivo, expresadas por desequilibrios en el sistema muscular braquial. Dichos desequilibrios están en relación con nuestro carácter y personalidad.
 
-          Galland de Mira encuentra las siguientes características en el PMK de los obsesivos:
 
-          Trazos realizados con una presión leve o muy leve, con apoyo casi superficial.
 
-          Tendencia a la microkinesia y a la regularidad en los trazados. Los lineogramas, los círculos, las cadenas y los demás trazados se mantienen fieles al dibujo modelo, lo que revela miedo a fallar por no seguir la norma.(Fig. 6. 78)
 
-          Tendencia al perfeccionismo, obtenido por la mayor lentitud y mayor microkinesia en la escalera descendente de la mano dominante. (Figs. 6.40, 6.127ª, 6.176).
 
-          Leve intratensión de la mano endógena. Avance frenado, dubitativo, en la dirección egocífuga en general, buen nivel ideomotor, mayor lentitud en la ejecución de todo el test.
 
Características grafológicas en los obsesivos
 
En la escritura del obsesivo encontramos todos los signos que nos definen los rasgos de dicha personalidad. Así, podemos encontrar signos de perfeccionismo y de inflexibilidad. Estos son debidos al rígido control y al dominio constante de lo que escribe. Hay miedo e indecisión a no poder controlar los elementos gráficos que realiza. La letra pequeña y lenta facilita el control y evita posibles errores. Con la letra caligráfica se sigue un modelo seguro, claro y comprensible, ciñéndose a las normas.
 
La siguiente tabla de elementos pertenecientes a la escritura de la personalidad obsesiva está elaborada por el profesor Jaime Tutusaus (10).
 
-          Elementos gráficos de inflexibilidad (Super Yo rígido)
 
Angulosa + pequeña
Arcada + angulosa
Rígida + ligada
Rectilíneas rígidas
Margen izquierdo rectilíneo
Caligráfica
Cuidada
 
b) Elementos gráficos de perfeccionismo, precisión y detallismo
 
Retoques (manías, escrúpulos, dudas, temor a equivocarse). Puntos inútiles entre palabras
Puntuación muy precisa, negra o en vírgulas, en circulito
Lazos zona media (letra “t”)
Tildes inútiles (letras “q” y “b”)
Barras “t” centradas, cortas y/o atrasadas
Clara 100 x 100 (escrupulosidad)
Pequeña + ligera
 
c) Perturbaciones espaciales
 
Margen izquierdo ausente o decreciente + margen derecho (evitación de amenazas externas)
Interlínea muy ancha (ideas fijas de tipo “sucio”)
Compacta (miedo al exterior)
Márgenes grandes (manías, escrupulosidad)
 
-          Signos especiales
 
Signo de “ideas fijas” (signo antipsíquico)
Signo de “escrúpulos”
 
-          Otros signos: Firma a la izquierda, óvalos desproporcionados en escritura pequeña, óvalos en la dirección de las agujas del reloj, monótona (proyección de culpas a otros), ligada-rígida (perversión morbosa), vacilante o inclinación irregular (dudas, escrúpulos), finales podados, jambas cortas.
Letra “m” con cuatro palotes: Perseveración, inercia mental, falta de fluidez en la ideación, persistencia obsesiva en un mismo pensamiento, viscosidad del pensamiento o agotamiento
 
En los dos escritos que presentamos se puede observar algunas de las características de la personalidad obsesiva: letra clara y legible, líneas realizadas como si fueran trazadas con una plantilla, precisión de las puntuaciones en las “i”, etc.
 
 
AGRADECIMIENTOS
Al Dr. José Glauco Bardella, de Vetor Editora Psico-Pedagógica de Sao Paulo, por permitir la reproducción de los gráficos de la obra de Alice Galland de Mira.
 
Al profesor Jaime Tutusaus, por la autorización para la reproducción de parte de sus apuntes sobre las características grafológicas de los obsesivos y que actualmente pueden consultarse en la página WEB de la Agrupación de Grafoanalistas Consultivos de España (8).
 
Esperamos que en un futuro próximo podamos presentar estudios simultáneos, grafoanalítico y PMK, realizados en un mismo paciente.
BIBLIOGRAFIA:
 
1) Ruiz de Azúa Mercadal, A. Influencias en el desarrollo del PMK de Mira y López. Fundamentos históricos de su test. Agrupación de Grafoanalistas Consultivos de España. Barcelona. 2001. 27:3-30.
 
2) Ruiz de Azúa Mercadal, A. Algunas semejanzas entre el PMK y el grafoanálisis. Agrupación de Grafoanalistas Consultivos de España. 2002. 28:15-24
3) Serratrice, G. Habib, M.  Escritura y cerebro. Mecanismos neurofisiológicos. Masson, S. A. Barcelona. 1997.
 
4) Tous, J. Avances en el PMK-R. Psicologia em Revista, Belo Horizonte, v. 9, n. 12, p. 95-110, dez. 2002.
 
5) Galland de Mira, A. M. PMK. Psicodiagnóstico miocinético. Editorial VETOR. Sao Paulo. 2002.
 
6) Montserrat-Esteve, S. Costa, J. M. Ballús, C. Patología obsesiva. Ponencia I. XI Congr. Nac. Neuropsiq., Málaga. 1971
7) Vallejo, J. Bulbena, A. Grau, A. Poch, J. Serrallonga, J. Introducción a la psicopatología y psiquiatria. Ed. Salvat. 1980
8) Von Franz, M. Alquimia. Introducción al simbolismo. Ediciones Luciérnaga. 1991. Barcelona.
 
9) Mira y López, E. Miokinetic Psychodiagnostic; A New Technique of Exploring  the Conative Trends of Personality. 10 de octubre de 1939. Proceedings of the Royal Society of Medicine. Londres, Ed. Longmans, Green & Co. Ltd. Paternester Row, 1940. 33: 9-30.
 
10) Tutusaus, J. Apuntes de Psicopatología Clínica – Grafológica. Agrupación de Grafoanalistas Consultivos de España (AGC). www.grafologia.bz
 
      Imágenes del artículo: 1 -  2  - 3
 
 
 _________________________________________________________________________________
 
Novedades editoriales sobre el PMK del Dr. Mira y López
  
Antonio Ruiz de Azúa Mercadal
 
 
Lejos de ser una prueba de personalidad en declive, estamos asistiendo en los últimos años a un aumento en el interés por el PMK, como así lo demuestran las recientes publicaciones aparecidas tanto en Brasil como en España.
Ultimamente ha sido publicado en castellano el libro “PMK. Psicodiagnóstico Miocinético”, editada por la editorial Vetor de Sao Paulo. Es una traducción del portugués, realizada por Montserrat Mira, de la obra en dos tomos que con el mismo título publicó en 1987 la esposa y principal colaboradora de Mira y López, Alice Galland.
Desde 1957 no se había realizado en castellano la revisión y actualización del PMK. El libro es de gran formato, con numerosas ilustraciones.
Así mismo queremos informar de las dos últimas publicaciones que sobre el PMK-R ha realizado el Dr. Josep Mª Tous Ral, catedrático de Personalidad de la Facultad de Psicología de la Universidad de Barcelona. El profesor Tous es profesor titular del curso de “Peritaje grafopsicológico” de la “Escola de Doctorat y de Formació Continuada de la Universitat Autònoma de Barcelona” y colaborador de la Agrupación de Grafoanalistas Consultivos de España.
En el primero de estos trabajos (Avances en el PMK-R. Psicologia em Revista, Belo Horizonte, v. 9, n. 12, p. 95-110, dez. 2002) el Dr. Tous resume las bases en las que se fundamenta el PMK, destacando la importancia del sistema propioceptivo en la constitución del pensamiento y la personalidad. El Dr. Tous hace la presentación de una nueva versión del PMK en la que se realizan lineogramas, con las dos manos y sin el control de la visión, sobre una pantalla sensible. Posteriormente las líneas son digitalizadas y analizadas por medio de un programa informático.
Estamos de acuerdo con el autor en que si viviera el Dr. Mira y López hubiera utilizado la informática en el PMK.
Entre las conclusiones del segundo artículo(Aplicación del psicodiagnóstico miokinético revisado “PMK-R” al estudio de la violencia. Psicothema 2003. Vol. 15, nº 2, pp. 253-259) el Dr. Tous afirma que: “Los resultados confirman, por primera vez estadísticamente, la hipótesis de Mira de que la irritabilidad, la extroversión y la agresividad son mayores en las personas violentas. Así como que las personas violentas manifiestan menor coherencia entre su mano dominante y no dominante que las personas normales.”
Todas estas publicaciones son de interés para los grafoanalistas ya que son un estudio de la personalidad a través del trazo. El PMK nos aporta información de los desequilibrios en el sistema propioceptivo de las dos extremidades superiores, medidas por las desviaciones en el espacio durante la realización de un trazo. Esta pruebas comparan la acción de la mano dominante con la mano no dominante sin el control de la visión. Dado que los grafoanalistas sólo analizan las escrituras realizadas con la mano dominante y con el control de la visión, el conocimiento del PMK es un complemento para la comprensión de ciertos aspectos de la escritura.
Finalmente recordaremos a los lectores que existe una página web, editada por Dña. Montserrat Mira, sobre el Dr. Mira y López (http://www.bibliopsiquis/.com/miraylopez) en la que se pueden consultar y bajar de forma gratuita los siguientes documentos completos.
- Las correlaciones somáticas del trabajo mental. Tesis presentada para optar al grado de Doctor en Medicina.
- Psicodiagnóstico miokinético (P.M.K.). Manual. 6ª reimpresión.
- Manual de Psicología Jurídica. 6ª edición.
- La Psiquiatría en la guerra. (Psychiatry in war)
- El rol de las condiciones sociales en la génesis de los disturbios mentales (Le role des condicions sociales dans la genese des troubles mentaux).