Masters y Diplomaturas de Postgrado, UAB

  Manuales de Texto

 

 www.grafologiauniversitaria.com      www.grafoanalisis.com     marfrains@hotmail.com

 

 

LA INTELIGENCIA MILITAR ESPAÑOLA ACTUAL

 

Francisco Viñals Carrera

Profesor universitario, especialista en Inteligencia militar y civil

 

El autor dirige el Seminario: INTELIGENCIA CIVIL Y MILITAR auspiciado por la Asociación de Diplomados y Profesionales en Criminología e Investigación, miembro fundador de F.A.C.E. Federación de Asociaciones de Criminólogos de España.  

Para solicitar información.

 

Como ya apuntaba el General Díez Alegría, España es un país de “Guerra de guerrillas” y es en esta faceta del guerrillero del ingenio propio de “Timbaler del Bruch” donde ha destacado, por ello no es de extrañar que los propios servicios de inteligencia militares en el periodo de la Transición a pesar de los pocos medios de que disponían, fueran catalogados de “artesanos”, no tanto por la humildad de medios sino por los recursos propios que podían desarrollar gracias a la “inventiva”, la capacidad de ingenio con que lograban suplir cualquier ausencia de material sofisticado. Fue en el propio servicio donde el que suscribe creó la “prueba de la verdad grafopsicológica” de gran utilidad en casos de robos y asuntos internos, convirtiéndose en el “polígrafo español”. Aunque el servicio ha contado siempre por ejemplo con un departamento de análisis de prensa y medios de comunicación, en estos años de “artesanía” los miembros destacados no esperaban a que hubiera presupuesto, adquirían de su bolsillo lo que necesitaran, dentro de sus especialidades, se daban de alta en colegios oficiales, fundaciones, agrupaciones, asociaciones, círculos, clubes sociales, etc., para estar al corriente de cualquier novedad o acontecimiento científico y social de interés para las FAS.

 

El Servicio de Inteligencia Militar desde 1976 hasta la creación del CESID se denominaba “Servicio de Información Bis del Ejército (procedía de la Tercera Sección del Alto Estado Mayor (“SIAEM” Servicio de Información del Alto Estado Mayor, donde llegó a estar pluriempleado el después Capitán General Gutiérrez Mellado), con una central en el mismo Alto Estado Mayor donde se había transformado de “tercera” a “segunda” sección y adquiría dicha central el nombre de CESIBE” (Central -Servicio de Información Bis del Ejército-)

 

La Central del Servicio de Información era propiamente burocrática y de coordinación, y salvo casos especiales, donde realmente el Servicio se convertía en operativo era en las delegaciones y concretamente en cada Capitanía General, constituyendo las Segundas Secciones de Estado Mayor, donde adquirían el nombre de: RESIBE” (Regional –Servicio de Información Bis del Ejército-), conocidas como las “2ª Bis” dentro de los ambientes militares (“Bis” incorporaba el sentido de “doble” por inteligencia interior / exterior), a las siglas RESIBE se le añadía un número precedido por la cifra “2” (el “2” indica: 2ª Sección de Estado Mayor) y el siguiente número la Región Militar correspondiente. Por ejemplo, Cataluña en aquel entonces era la IV Región Militar (actualmente es la III R.M. Pirenaica por haber incorporado Aragón y Navarra), el Servicio tomaba la nomenclatura de: RESIBE-24” (Regional –Servicio de Información Bis del Ejército-, 2ª Sección de Estado Mayor, 4ª Región Militar).

 

De CESIBE y cada RESIBE dependían también algunas unidades que adoptaban las siglas de: DESIBE” (Destacada –Servicio de Información Bis del Ejército-) y no tenían porque estar constituidas propiamente por militares, por ejemplo en 1976 había un oficina DESIBE en Gerona dirigida por personal civil, agregado al Ejército.

 

En cada RESIBE estaban destinados, un Teniente Coronel y varios Comandantes al mando (diplomados en Estado Mayor), así como especialistas civiles y un Grupo Operativo dirigido por un Comisario de Policía que tenía a su cargo agentes de la Guardia Civil e Inspectores de Policía. Las funciones además de la búsqueda de cualquier información que pudiera afectar a las Fuerzas Armadas o a la Seguridad y el análisis de inteligencia, serían las habitualmente también de tipo policial (como se vuelven a desarrollar ahora con las MOOTW y las SASO): Organización de la seguridad de las dependencias militares, de las autoridades y actos, contravigilancias, búsqueda de antecedentes e información sobre sospechosos,  investigación sobre robos, actos delictivos y asuntos internos, informes de valoración de personal, criminalística,  etc.

 

Uno de los personajes más destacados del Servicio de Información del Ejército fue el Comisario Carlos Clavero (también oficial del Ejército), Jefe del G.O. (Grupo Operativo) de la 2ª Sección de Estado Mayor de la Capitanía General de la IV Región Militar, auténtico maestro del contraespionaje por su extraordinaria habilidad para establecer redes y contactos, al propio tiempo un compañero suyo el Comisario Manuel Balaguer, Profesor de Criminalística era el primer analista de escritos y documentos de dicho servicio en la IV Región Militar y el que formó a su sucesor en dicho Estado Mayor y que fue precisamente el que suscribe, éste desde su incorporación al servicio y con un reciclaje universitario constante, hasta la década del 2000 además de impartir clases a los Oficiales de Inteligencia, puedo decir con orgullo que he realizado miles de análisis de escritos y documentos, algunos en la modalidad de socio-lingüística con la intervención de Mª Luz Puente Balsells, todos ellos contrastados y validados con la información posterior del Grupo Operativo, o bien por las informaciones de los demás Grupos u Oficinas de Inteligencia cuando se actuaba en comisión de servicio (por ejemplo para la 2ª Sección de Estado Mayor de la Comandancia Militar de Marina de Barcelona, siendo Jefe el Comandante D. Camilo Carrero o la Oficina de Inteligencia de la Comandancia Militar de Barcelona, siendo Jefe D. Jesús Villasante), algunos de los resultados de dichos análisis has sido reflejados en nuestra reciente obra: Análisis de escritos y documentos en los servicios secretos, objeto de felicitaciones muy especiales por las máximas autoridades españolas, de los países democráticos y organizaciones internaciones.

 

Los años 70 no eran fáciles para el país pues existía el peligro de que el involucionismo impidiera el desarrollo de la transición a un estado democrático, pero las consignas estaban ya afianzadas no solo en el SECED (Servicio Central de Documentación iniciado por el Coronel Sanmartín) sino también en el Alto Estado Mayor, por lo tanto en el propio Servicio de Información del Ejército, ello a pesar de que es cierto que todavía podríamos encontrar algunos elementos muy arraigados al franquismo, pero en todo caso se localizaban más en los cuarteles que en el Estado Mayor y en puestos definitivos como serían el de Jefe de la Policía Nacional también fueron estratégicamente asignados a militares muy fieles al Rey Don Juan Carlos como sería por ejemplo nuestro buen amigo el General José Mª Timón de Lara cuya intervención fue decisiva en momentos como el secuestro del General Villaescusa y el Sr. Oriol y más aún para que se resolviera favorablemente el intento de golpe de estado del 23-F.

 

Prueba de estas nuevas directrices está por ejemplo en que el que suscribe fue invitado a ingresar en el servicio a raíz de un estudio sociológico sobre la fuerzas armadas y que dentro del mismo realizó el primer estudio sociológico de opinión sobre lo que pensaban los jóvenes acerca del servicio militar y en vez de ser minimizado u ocultado dicho estudio tuvo su trascendencia, además años más tarde con un gobierno definitivamente progresista se le concedió la Cruz de Primera Clase de la Orden del Mérito Militar, con las consideraciones honoríficas de Oficial Jefe (actualmente Oficial Superior).

 

Si no se ha estado dentro del servicio resulta muy difícil de creer que en el año 1976 el Grupo Operativo de RESIBE-24 estuviera integrado, además de agentes de la Guardia Civil con ideología progresista, por miembros de la policía casi más aperturistas todavía e incluso algunos de ellos afiliados a partidos de signo comunista y no por infiltración sino por pleno convencimiento. No en vano el mando había situado al Coronel Centelles como Jefe de la Segunda Sección de Estado Mayor, que como la mayoría de diplomados en Estado Mayor (el doctorado de la carrera militar) tenía además una carrera universitaria civil y como diría el Iltre. Comandante Julio Busquets (compañero nuestro en la UAB) la participación universitaria civil constituiría un enriquecimiento definitivo en la posibilidad de miras aperturistas y de flexibilidad social hasta el punto de resultar imprescindible que este tipo de militares fueran precisamente los mandos en puntos clave del Estado Mayor; de la misma manera cabe destacar que los más efectivos miembros eran precisamente los que tenían una carrera civil exitosa (Profesores, empresarios, diplomáticos, médicos, periodistas, etc.)

 

El Servicio de Inteligencia Militar es quizá el más secreto de los servicios en España (quizá por esa misma razón no existe en el papel); todo el mundo conoce el CESID y ahora ya se está haciendo también famoso el CNI por lo tanto el ser conocido por una parte podría favorecer que se apruebe y destine un mayor presupuesto si se consigue el consentimiento implícito por la opinión pública, pero por otra parte, si los medios de comunicación están constantemente pendientes puede verse limitado en sus actuaciones y perder efectividad (por dejar precisamente de ser secreto) o bien incurrir en irregularidades como las que le costaron el cambio de nombre y estructura al CESID, teniendo en cuenta además que está regulado por Ley y aunque su director tenga la categoría de Secretario de Estado y sea sacrificado ante algún escándalo, la repercusión siempre alcanza a todo el servicio; pero, la Inteligencia Militar por la propia idiosincrasia castrense intenta siempre quedar en la máxima reserva y salvaguardada por la obligada disciplina y sentido de la responsabilidad y, también porque no decirlo, en Inteligencia Militar no se despide, prescinde o trata inadecuadamente a los miembros (se tiene un especial cuidado con estas personas que han adquirido información confidencial y que a la vez serían capaces de dar la vida por unos ideales patrióticos, por lo tanto no hay tanto peligro de que por resentimiento pudieran airear los secretos, por el contrario un miembro de inteligencia descubierto es capaz de autoinculparse y asegurar insistentemente que actuaba por su cuenta y que no tenía nada que ver con el servicio) por ello no es tan fácil que aparezcan noticias ni se sepa prácticamente nada sobre su meritoria actuación, por ejemplo en el apoyo a S.M: El Rey para que fuera un éxito la venida del President Josep Tarradellas (con lo que se evitó el primer gran golpe militar del reinado pues aunque no se lo crean los extremistas, los tanques apuntaban ya a Cataluña), su trabajo oculto para paliar los preparativos de los nuevos y persistentes intentos de “golpe de estado” de elementos sospechosamente más franquistas que el propio General Francisco Franco, incluso hasta las propias operaciones de máximo éxito en Barcelona como fueron en temas de seguridad internacional antes de las olimpiadas o bien el desmantelamiento de unas peligrosas cédulas de los países del Este de Europa organizadas militarmente en los sótanos de los antiguos cuarteles de Sant Andreu, salvo por los temas directamente policiales no apareció en la prensa la inteligencia militar en ningún momento.

 

Con la implantación del “CESID” –Centro Superior de Información de la Defensa- (Servicio de Inteligencia centralizado por el Gobierno), a finales de los años 70, fueron reestructurándose y anulándose los demás servicios de Inteligencia, básicamente el SECED (Servicio Central de Documentación) que el General Gutiérrez Mellado a indicaciones del Presidente Suárez había fusionado con el Alto Estado Mayor y, el propio Servicio de Información Bis del Ejército, ahora bien, éste desaparecerá únicamente como servicio orgánico (provisionalmente), pero sus funciones seguirán desarrollándose tanto en la central, ahora: Segunda División de Inteligencia del Estado Mayor Conjunto de la Defensa  y sus Divisiones de Inteligencia de cada ejército (Tierra, Mar y Aire) y sus Secciones de Inteligencia de cada Capitanía General (luego las Capitanías Generales se transformarían en “Cuarteles Generales”) pero en cada Estado Mayor de cada Cuartel General, la Segunda Sección continuará siendo la Sección de Inteligencia, aunque recientemente queden adscritas al Área de Operaciones y sus Grupos Operativos (ya únicamente con miembros de la Guardia Civil y del Ejército, normalmente con un Comandante o Capitän de la Guardia Civil al mando) adopten las siglas de “G-2”. La información antiterrorista quedaría plenamente para el Servicio de Información de la Guardia Civil “SIGCy su UCO” Unidad Central Operativa, así como la Comisaría General de Información de la Policía Nacional y algunas funciones serán también coordinadas con las propias unidades de inteligencia de las Policías Autonòmicas Catalana y Vasca (la Inteligencia Vasca tuvo un especial protagonismo en la II Guerra Mundial al lado de los Aliados), ahora bien el 11-S y el 11-M podrían modificar nuevamente éste concepto ya que el terrorismo islamista podría entrar de lleno en la seguridad nacional a nivel militar.

 

En cuanto a la coordinación de los sistemas de información y telecomunicaciones en 2002 se establecía una importante renovación del Plan Director:

 

Sistemas de información:

 

Área de Planeamiento, Control y Decisión Estratégica:

Sistema de Planeamiento y Control Estratégico

Sistema de Gestión Estratégica del Departamento

Sistema de Apoyo a las Relaciones Exteriores

Sistema de Apoyo a las Relaciones Institucionales y Protocolo

 

Área Operativa:

Sistema de Inteligencia Militar:

Subsistema de Gestión y Tratamiento de Señales Electromagnéticas y öpticas

Subsistema de Gestión y Tratamiento de Imágenes

Sistema de Apoyo a la Conducción de Operaciones:

Subsistema de Planeamiento Operativo

Subsistema de Gestión de Alertas y Reglas de Enfrentamiento

Subsistema de Conducción de Operaciones Terrestres

Subsistema de Conducción de Operaciones Navales

Subsistema de Conducción de Operaciones Aérea

Subsistema de Adiestramiento Asistido por Ordenador

 

Sistema de Gestión y Coordinación Logística de Operaciones

Sistema de Gestión del Apoyo CIS a las Operaciones

Sistema de Gestión Cartográfica, Meteorológica y Oceanográfica:

Subsistema de Gestión y Distribución Cartográfica

Subsistema de Gestión y Distribución Meteorológica y Oceanográfica

 

Sistema de Mensajería Militar

Sistema de Videoconferencia Militar

Sistema de Planeamiento, Gestión y Evaluación del Adiestramiento y Preparación de la Fuerza:

Subsistema de Adiestramiento Conjunto

Subsistema de Adiestramiento y Preparación de la Fuerza Naval

Subsistema de Adiestramiento y Preparación de la Fuerza Aérea

 

Sistema de Gestión y Difusión de la Doctrina

 

Área de Personal:

Sistema de Gestión de Recursos Humanos

Sistema de Sanidad Militar

Sistema de Gestión del Instituto Social de las Fuerzas Armadas

Sistema de Gestión del Instituto para la Vivienda de las Fuerzas Armadas

 

Área Económica:

Sistema de Gestión Económica

Sistema de Gestión de la Intervención Militar

 

Área de Recursos:

Sistema de Programación de Recursos

Sistema de Gestión Logística:

Subsistema de Gestión Logística Conjunta

Subsistema de Gestión Logística del Ejército de Tierra

Subsistema de Gestión Logística de la Armada

Subsistema de Gestión Logística del Ejército del Aire

 

Sistema de Gestión de Infraestructura

Sistema de Gestión de la Investigación y Desarrollo

Sistema de Gestión de la Inspección Industrial

 

 

 

Área de Cultura y Promoción:

Sistema de Gestión de Publicaciones

Sistema de Apoyo a la Publicación del <<Boletín Oficial de la Defensa>>

Sistema de Gestión de Oficinas de Prensa

Sistema de Gestión de Bienes de Interés Cultural

Sistema de Gestión de Bibliotecas

Sistema de Gestión de Archivos Históricos

 

Área de Apoyo a la Organización:

Sistema de Mensajería Oficial y Gestión Documental

Sistema de Gestión del Conocimiento

Sistema de Gestión de Recursos Administrativos

Sistema de Apoyo a la Regulación Orgánica, Normativa y Procedimientos

Sistema de Apoyo a las Asesoría Jurídicas

 

Área de Seguridad:

Sistema de Identificación y Control de Acceso Físico

 

Infraestructura Tecnológica

 

WAN para Mando y Control Militar interconectado con entornos tácticos, OTAN y redes de sensores.

WAN Corporativa de Propósito General para soporte a todos los demás sistema de información en todos los emplazamientos, se incluye INTERNET (única conexión al exterior).

 

Las redes de Área Local (LAN) se integran en WAN incluidas las específicas de Centros que incluyan un Centro de Elaboración de Inteligencia (Mando y Control), con Clave Pública (PKI) de Seguridad para el acceso a la plataforma y a los sistemas de información, para la encriptación y para la firma electrónica con una única Autoridad de Certificación (CA) y dos delegadas y diversas Agencias de Registro (RA), con tarjetas chip individuales y personalizadas para cada usuario del Ministerio como soporte físico de los certificados.

 

Todo ello respondía por otra parte al pasó de la mencionada estructura territorial (Capitanías Generales de Regiones Militares) a una de carácter funcional por la que el Ejército de Tierra trazaba unas nuevas líneas de diseño organizacional más cercanas a los importantes ejércitos europeos:

 

-Mando de Personal

-Mando de Doctrina

-Inspección General del Ejército (calidad del personal y de las infraestructuras) sede en Barcelona

-Mando Logístico Operativo (Operaciones dentro y fuera del territorio español) en A Coruña

-Cuartel General de la Fuerza de Maniobra, provisionalmente en Valencia y más tarde en Sevilla

-Cuartel de Alta Disponibilidad de la OTAN, Valencia

 

Por otra parte en el intento de volver a crear un nuevo servicio de inteligencia militar de momento también en 2002 se ponía en marcha el Centro de Inteligencia de las Fuerzas Armadas (CIFAS) con dependencia del Jefe del Estado Mayor de la Defensa (JEMAD) pero dicho centro no tiene una definida regulación y en todo caso se sustentará por Orden Ministerial, ello a pesar de que entre las funciones por las que le crearon son las de: Coordinar las divisiones de inteligencia de los cuarteles generales, La puesta en marcha de la Inteligencia Estratégica (Toda aquella información que responde a los requerimientos del Gobierno para tener una visión global de los asuntos políticos, económicos, diplomáticos y militares) y el despliegue de sus propios agentes en las misiones internacionales de las fuerzas armadas; en todo caso, hay un general al mando y tenía previsto formar a unos 70 agentes preparados para cubrir las necesidades de inteligencia de las tropas españolas en sus misiones internacionales.

A pesar de este intento de crear la coordinadora de la Inteligencia Militar (CIFAS), parece ser que la escasez de medios y su falta de claridad en su cometido hacen que por ahora resulte un poco difícil su plena efectividad en la coordinación con 2ª División de Inteligencia del Estado Mayor Conjunto  y las Divisiones de Inteligencia de los tres Ejércitos: Estado Mayor del Ejército de Tierra con su Centro de Inteligencia y Seguridad “CISET(para las funciones de “HUMINT”), Estado Mayor Operativo de la Armada y Sección de Inteligencia y Estado Mayor del Ejército del Aire con su Centro de Análisis, Grupo Operativo (C-212, Falcon-20, Boeing 707) y Grupo Técnico para las funciones de COMINT, COMJAM, ELINT, ECM, ECCM, SIGINT, así como Satélites y sistemas SPAINSAT, XTAR-EUR, HELIOS, S.I.VA. PLEIADES, ISTHAR (todo ellos constituyen los actuales “servicios” de Inteligencia Militar encargados de la Inteligencia táctica, Contrainteligencia y Seguridad) y elCNI” Centro Nacional de Inteligencia (actual servicio de Inteligencia del Gobierno a pesar de que junto al CCN “Centro Criptológico Nacional” y la ONS “Oficina Nacional de Seguridad” estén en el organigrama del Ministerio de Defensa), pero las necesidades de la OTAN obligarán a la adecuada reestructuración para su idónea efectividad.

El proyecto que intenta desarrollar el CIFAS podría quedar materializado de la siguiente forma:

 

Sección de Análisis: donde se establecerían por ejemplo la información inmediata sobre identificación de unidades y formaciones, detalles psicofísicos, biográficos, de carácter y personalidad sobre los mandos, cargos y personalidades, grado de entrenamiento y disponibilidad de personal, material en servicio,  información pormenorizada y actualizada de la defensa terrestre,  bases aéreas, puertos, comunicaciones, planes de  movilización; asimismo determinar las categorías de información y facilitar la inteligencia elaborada para las decisiones de las órdenes de intervención o batalla.

 

Sección de análisis económico: donde se facilitarían las previsiones y cálculos de coste presupuestario de defensa en cada país, así como su base industrial en Defensa y exportaciones de armas.

 

Sección científico-técnica: Además de la investigación científica sobre las modernas tecnologías y el constante contacto con la industria y los organismos correspondientes, especialmente se analizarían los sistemas de armas concretos, esto es, clasificados funcionalmente por categorías, mediante pruebas y ensayos con material adquirido o capturado de otros países.

 

 

OBSERVACIONES:

Para profundizar en las actividades dentro del Servicio de Inteligencia puede consultarse:

Viñals Carrera, Francisco y Puente Balsells, Mª Luz (2003): ANÁLISIS DE ESCRITOS Y DOCUMENTOS EN LOS SERVICIOS SECRETOS,  Editorial Herder, Barcelona.

 

Coordinació d' Estudis: Perícia Cal.ligràfica Judicial, Peritatge Grafopsicològic, Criminalista.-

E. Postgrau, Universitat Autònoma de Barcelona

VOLVER AL INICIO