LA FIRMA EN DOS NIVELES INDICATIVA DE COMPLEJOS DE INFERIORIDAD
POR PROBLEMAS  EN LA PROYECCIÓN DE LA IMAGEN PERSONAL
 
Por Jordi Morera Jansà

 

 

 

www.grafologiauniversitaria.com      www.grafoanalisis.com     marfrains@hotmail.com

 

EL MARGEN DERECHO

 

     La amplitud del margen derecho indica la seguridad con que nos enfrentamos a nuestro ambiente.  La manera de resolver nuestros problemas y la forma de relacionarnos. Si lo hacemos con seguridad, con fuerza, con  convicción,  en cuyo caso las líneas  llegarán al final  del margen no superior a  2 centímetros.

    

Si por el contrario se tiene miedo, complejos, temores,  llegado el momento  de afrontar  problemas y relaciones que nos parecen difíciles, siendo así,  que el margen  será  mucho más amplio, de 3 a 6 CMS. o  más, traduciendo ello el miedo inconsciente a llegar al final del margen, es decir,  al presente y al futuro. De ahí  que inconscientemente la mano se detiene dejando un margen mucho más amplio.

 

EL SIGNIFICADO GRAFOPSICOLÓGICO DE  LA FIRMA EN DOS PLANOS O NIVELES.

 

Si la firma se traza con el apellido debajo del nombre, traduce el miedo inconsciente  a “llegar” al final de la línea. Teme invadir el margen derecho. De ahí  que podamos establecer  el significado genérico que firmar así   refleja  complejos de inferioridad, miedos y temores en encarar el futuro.

 

 

OPINIÓN DE  ALGUNOS GRAFÓLOGOS SOBRE LA FIRMA EN DOS NIVELES

 

     El Profesor Augusto Vels dice : “ Depende mucho de la persona que se trate, si es mujer u hombre, si es casada ( en el caso de la mujer) y de las circunstancias familiares y sociales que concurran en cada caso.

 

     Se ha observado en mujeres casadas que hacen prevalecer su nombre sobre el apellido, el cual es postergado o puesto debajo. Inconscientemente se desea mantener el privilegio del rol familiar y se le quita valor al rol social con el cual no se sienten identificadas. Puede indicar también, en forma simbólica, el deseo de volver al antiguo hogar, al de los padres, por sentirse poco identificada con el rol de  esposa con el marido

 

     En un hombre puede reflejar una satisfacción plena del rol que tiene en la vida familiar y un sentimiento de “vergüenza”  o de insatisfacción, de fracaso o de minusvalía en la vida social o profesional. También puede equivaler a un complejo de Edipo no liquidado, en el que persiste el odio al padre y la identificación narcísica con la madre.

 

     En otros casos hemos observado que se puede dar en personas que tienden a la autodestrucción de su vida social y privada, sobrecargados por sus complejos de culpabilidad, por su necesidad de droga y por el dolor inicial  que su enfermedad le produce, sintiéndose impotentes y destruyendo su relación familiar y social a la vez que se destruyen a sí mismos”  Y el Profesor Vels  pone algunos ejemplos.

 

     El Profesor Francisco Viñals Carrera opina que “ es indicativo de infravaloración. Tendencia a vivir en dos planos: el espiritual y el material. Prioridad a la relación personal por encima de los convencionalismos. Rebelión si tiene que trabajar en algo que no le va personalmente. En algunos casos se ha observado también como reflejo de complejos de tipo físico. “

 

     Muñoz Espinalt y Adolfo Nanot opinan “ que los motivos grafológicos que ofrece la estructura de las diversas palabras de la firma  no acaban aquí ni mucho menos. Pronto observamos que hay dos formas de colocar las palabras del autógrafo: una a continuación de otra  - sistema que sigue casi todo el mundo -  y unas debajo de otras. Mientras el primer caso  es la forma normal, el segundo refleja  siempre profundos complejos de inferioridad motivados casi siempre por causas físicas.”

 

     El Profesor Muñoz Espinalt  pone el ejemplo de la firma de Cervantes haciendo notar que dicha apreciación queda confirmada por el hecho  de que Cervantes era manco.

 

     Otro grafólogo, José Villacís, dice : “ Lo normal (término impreciso pero no carente de fundamento en grafología ) es que se sitúe  la firma completa  nombre y/o apellidos más la rúbrica en una sola línea tal como venimos observando, sin embargo, puede darse  el caso  de que el nombre o bien el apellido se coloquen en un renglón inferior y debajo del primero.  En unos casos  rebelan cierto sentido de inferioridad que puede ser físico y también social, en otros, con una rúbrica ampulosa que encierra el nombre y apellido  puede revelar una súper compensación  de un sentimiento  de inferioridad a través de la presunción de gestos y de la vanidad que trata de esconder un profundo sentido de inferioridad. “

 

 

COMPLEJO DE INFERIORIDAD POR PROBLEMAS DE IMAGEN

 

En nuestro Gabinete de Formación y Asesoramiento tenemos un departamento de Asesoría de Imagen Personal que dirige Dña. Rose Marie Torregrosa  González. Todas las personas que desean un asesoramiento de imagen, ( expresividad, vestimenta, capacidad de comunicación y sobre todo la  coordinación entre la forma y el fondo, es decir el  ser y el parecer)  deben contestar por escrito a  cuatro  preguntas y firmar la declaración. Son las siguientes:  ¿ Como me veo actualmente ?    ¿ Qué imagen doy ?  ¿ Qué imagen me gustaría dar ?  ¿ Qué podría hacer para mejorar ? Este hecho  nos ha permitido obtener  muchas muestras de letra   y a la vez  conocer a las personas que las han escrito y comentar con cada una la firma a doble nivel.

Hemos conseguido una muestra de 123 hombres y 52 mujeres con la característica de la firma en dos planos. Las hemos podido clasificar así:

 

En Mujeres:

 

Por problemas de obesidad = 15 mujeres

Por corta estatura= 9 mujeres

Por llevar gafas = 2 mujeres

Sin una cuestión concreta, por verse mal en el espejo = 4 mujeres

 

En total 30 mujeres que representan sobre el total investigado de  52, el 57, 69 %

 

 

En Hombres:

 

Por problemas de tartamudez = 9 hombres

Por problemas de exceso de peso= 20 hombres

Por problemas de corta estatura= 19 hombres

Por verse mal en el espejo, en general= 15 hombres

 

Un total pues de 63 hombres que representan sobre el total investigado de  123 un  51,21 %

 

Todas estas personas manifestaron que se sentían en ciertos momentos y situaciones, en sus relaciones profesionales y sociales afectadas por un sentimiento de inferioridad que influía en su comportamiento y se traducía por pensar en “  en el qué dirán”,  “ qué pensarán “  debido a estos problemas de imagen.

 

A continuación expongo un ejemplo para cada uno de los casos  descritos, con un breve diagnóstico psicografológico de la firma.

 

He borrado con tipp-ex el apellido, las letras minúsculas, con el fin de mantener  en el anonimato a las personas en cuestión, dejando solamente la mayúscula para que se vea el doble nivel .

 

 

EN MUJERES:

 

 

 

COMPLEJO DE INFERIORIDAD  POR  EXAGERADO EXCESO DE PESO- (FIG. 1)

 

Joven de 19 años, hija de empresario, de unos 150 kilos de peso. Le han propuesto, con grandes garantías y después de varias consultas con los mejores cirujanos especialistas, una operación quirúrgica para resolver el problema, pero como  condición sine qua non, para que el post operatorio tenga éxito,  que durante un mes se atenga a un régimen alimenticio que pruebe su voluntad de poderlo hacer. Ha sido, de momento, incapaz de llevarlo a cabo. Profundos complejos de inferioridad en sus relaciones sociales, cuando va a una tienda a comprarse ropa, cuando simplemente sale a la calle por miedo a las miradas e incluso burlas.

Firma exageradamente  pequeña con un tamaño de letra inferior a la mitad  en su forma habitual de escribir. Llama poderosamente la atención la verticalidad del nombre y después  un anagrama simbólico de las letras de su nombre y apellido, unas debajo de otras, con un punto final.

La falta de autoestima sobre compensada por esta verticalidad y este punto final símbolo de un fuerte amor propio y orgullo. Consciente de su problema, hay momentos de súper compensación del complejo de inferioridad totalmente ficticios, como  una especie de acto fallido  propio de quien intercala a menudo la palabra  “me comprende “ repetidas  veces en su conversación.

 

 

 

 

COMPLEJO DE INFERIORIDAD POR CORTA ESTATURA – (FIGURA 2)

 

 Como dice el Dr. Enrique Salgado en su libro “Radiografía del dictador” una constante en todos los dictadores de la historia de la humanidad es la corta estatura, ( con alguna excepción, claro está) La gran mayoría de empresarios que he conocido de baja estatura  se les hace difícil  delegar. Son absorbentes y dominantes.

Mujer de 30 años de edad, de un metro sesenta de estatura. Tiene la responsabilidad de la administración en una empresa familiar.  Compensa con un espíritu dominante y absorbente los complejos que le producen su corta estatura.

Firma sobrealzada, encerrando el nombre y apellido a doble nivel, con una peana importante. Compensa así, grafológicamente, sus profundos complejos de inferioridad pues sin ninguna duda la firma  tan sobrealzada, simboliza su afán  de ser y jugar un papel importante en la vida, a la vez que las letras estrechadas y encerradas  y el nombre y apellido a dos niveles señalan  sus complejos.

 

 

 

 

COMPLEJO DE INFERIORIDAD POR LLEVAR GAFAS DE MUCHA GRADUACIÓN. (FIGURA 3)

 

Se trata de una chica joven, de  18 años,  estudiante de derecho, que no puede ponerse lentillas y las gafas le son absolutamente necesarias. No se ve bien en el espejo y ello le crea malestar e insatisfacción consigo misma.

Firma de poca presión, a dos niveles,  muy pequeña, con mayúsculas poco diferenciadas de las minúsculas.

 

 

 

 

 

COMPLEJO DE INFERIORIDAD “ POR VERSE MAL EN EL ESPEJO” – (FIG. 4)

 

Es una mujer de unos 30 años aproximadamente. Es el brazo derecho del gerente de una importante empresa de electrodomésticos. En sus funciones está el trato con proveedores y con algunos clientes. Asiste a ferias del sector. Su imagen física es agradable, pero su cara tiene las marcas-cicatrices de haber sufrido la viruela, creándole un complejo de inferioridad que según manifiesta  ha ido compensando poco a poco  gracias a su profesión y a la estabilidad emocional lograda con su vida de pareja.

Firma en dos niveles, con una mayúscula sobrealzada, con lazos y nudos  demostrativos de una buena habilidad en el trato con los demás y un gran afán de ser, aspectos que le permiten  hoy compensar sus complejos.

 

 

EN HOMBRES:

 

 

COMPLEJO DE INFERIORIDAD POR TARTAMUDEZ  MUY ACUSADA – (FIG. 5)

 

Empresario de 35 años,  del sector textil, exageradamente tartamudo, problema mas acusado cuando lee.  Ha visitado especialistas pero no consigue superar su problema que le acompleja profundamente. Tiene una inteligencia original y creativa que unido a su sentido del humor le ayuda, en parte, a compensar su complejo de inferioridad.

Letra sobrealzada,( falsa compensación del complejo) desligada-agrupada,(inteligencia creativa) desigual de tamaño, (problemas de autoestima) en dos niveles,(complejo de inferioridad) en “r” en forma triangular, (trabajo a ráfagas)

 

 

  

COMPLEJOS POR EXCESO DE PESO – (FIGURA 6)

 

Empresario de 40 años, de 1,80 metros de altura, con un peso cercano a los 130 kilos, expansivo de carácter, con mucho orgullo y amor propio que cuando se siente herido por pequeñas cosas adopta reacciones verbales  cáusticas y mordaces que le sirven de compensación. Hombre emprendedor y ambicioso.

Letra de tamaño normal-grande, con círculos envolventes ampulosos,( vanidad, estilo representativo en sus relaciones)  con rúbrica de  2 ángulos agresivos hacia la izquierda y zona inferior ( causticidad y mordacidad verbal) y firma en dos niveles.

 

 

 

 

COMPLEJO DE INFERIORIDAD POR  CORTA ESTATURA – (FIGURA 7)

 

Se trata de un joven de 22 años, hijo de empresario del sector del juguete, que se inicia en tareas ejecutivas de la compañía. Mide aproximadamente  un metro sesenta y tres centímetros  y  se siente muy acomplejado por  ser tan bajo. Repite muy a menudo la expresión “ sabes lo que te quiero decir “ , tiene muchos altos y bajos  anímicos y en determinados momentos adopta “actitudes de quiero y no puedo “

Firma de rasgos ampulosos, con mayúscula exageradamente grande   y sobrealzada, a doble nivel, demostrativos dichos rasgos grafológicos  de su manera de ser.

 

 

 

 

COMPLEJO DE INFERIORIDAD “ POR VERSE MAL EN EL ESPEJO “ (FIGURA 8)

 

Contable de un importante grupo empresarial, de 37 años de edad, manifiesta en la entrevista personal con el mantenida, “ que no se gusta al mirarse en el espejo “ . Es un hombre meticuloso, muy trabajador, introvertido y tímido que pone entusiasmo en la tarea, si bien dicho entusiasmo no lo proyecta.

Firma muy pequeña en relación al texto que es prácticamente  el doble de tamaño. En dos planos, con rúbrica envolviendo el nombre con rasgos pequeños, abreacción cerrada.

 

 

 FIGURAS:

 

 

 

Coordinació Màster en Grafoanàlisi i en Criminalistica.-

E. Postgrau, Universitat Autònoma de Barcelona .-Telf: 93.321.57.48  

 http://www.grafologiauniversitaria.com 

VOLVER AL INICIO